Barcelona

Barcelona

Barcelona me adoptó en agosto del 2003.  Aunque soy de Costa Rica y así me siento (tica!!), es verdad que mi sangre es 50% catalana, ya que mi papá, catalán, emigró a Costa Rica a los 17 años.  No sé si es porque soy mitad catalana, o porque Barcelona es una ciudad especial para todos, pero desde que llegué, me enamoré.

Me enamoré del orden del Eixample, de las esquinas recortadas, de las calles rectas.  Me enamoré de la orientación mar-montaña.  Me enamoré de los edificios, de la luz, de la diversidad, de la libertad de movimiento, de la calma que tiene la ciudad cuando todos duermen.

Y me sigo enamorando cada día.  Salir a pasear con mi cámara, callejear y convertir a Barcelona en imágenes continúa siendo, 10 años después, uno de mis grandes placeres.  Pasear, caminar, fotografiar y luego entrar en una de las tantas exposiciones fotográficas que nos regalan siempre los museos de la ciudad.

Me encanta descubrir nuevos rincones, capturarlos y hacerlos míos.  Me encanta Barcelona, descubrirla y redescubrirla…  Y buscar belleza, porque de eso de trata, en todas las historias que intento explicar a través del visor.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *